Ejercicios de Kegel

Los ejercicios kegel fortalecen el suelo pélvico y consisten en contraer y relajar los músculos de esta zona. Una de las ventajas de esta disciplina es que los ejercicios Kegel se pueden realizar en cualquier lugar y en cualquier postura: sentada, esperando el autobús, lavando platos o viendo la televisión, porque su ejecución no se aprecia externamente. Aún así, es recomendable tener cierta constancia y dedicar un tiempo específico a ellos.

1. Vacía la vejiga antes de iniciar los ejercicios Kegel. Además, la mejor postura para realizar estos ejercicios es sentada o acostada, aunque se trata de una actividad muy sencilla y se puede practicar en casi cualquier situación.

2. Los ejercicios consisten en contraer y relajar sucesivamente los músculos del suelo pélvico. Empieza, pues, contrayendo los músculos durante cuatro segundos. Ahora, relaja el músculo completamente, otros cuatro segundos.

3. Hay que repetir ambos movimientos, al menos 10 veces seguidas, de cinco a ocho veces al día.

4. Nunca hay que realizar los ejercicios Kegel mientras se orina.

5. Desde las primeras cuatro a seis semanas, se observan los primeros resultados. Después, de tres a seis meses de practicar los ejercicios Kegel, muchas mujeres notan una mejoría.

6. No hay que sentir molestias en el abdomen o dolor de espalda mientras se realizan los ejercicios. Si eso pasa, probablemente se están realizando de forma incorrecta.

7. Hay que evitar contener la respiración o apretar el tórax mientras se hacen los ejercicios Kegel, lo correcto es relajarse y concentrarse en los músculos del suelo pélvico.

8. Es importante realizar estos ejercicios de forma regular durante toda la vida.

9. No hay que ejecutar los ejercicios Kegel en exceso, puesto que puede causar fatiga muscular y pueden llegar a aumentar la incontinencia urinaria.

10. Los tiempos de realización indicados son variables. Los ejercicios Kegel también pueden hacerse, por ejemplo, dos veces al día durante cinco minutos; o cuatro veces al día, aguantando cinco segundos en lugar de cuatro.

Lo que se recomienda es que, entre contracción y relajación del músculo, esta actividad no ocupe más de 10 minutos al día.




* Esta información ha sido adquirida desde la revista Mi bebé y yo.



Comentarios

  1. Estos ejercicios los hacia antes de estar embarazada.. y me vinieron muy bien, en el embarazo es algo que tienes que ejercitar y que de verdad se nota..

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Yo con el embarazo los ejercito casi a diario, aunque al seguir con las clases de pilates, hacerlo allí es muy habitual.
    besote
    nata
    natalialuzentupelo.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  3. Me los apuntarépara cuando me toque


    Besos, Rebeca
    Http://princess-re.blogspot.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DECO PALETS

TRUCOS PARA HACER UN NECESER

PETIT BABAR